Mié. Ago 12th, 2020

Análisis Layers of Fear

Bloober Team nos ofrece Layers of Fear, un survival horror que aprovecha las bases de P.T. para ofrecer una experiencia acojonante, literalmente.

INTRODUCCIÓN

La importancia que ha tenido P.T. en el mundo de los juegos de terror es incalculable. La demo del cancelado Silent Hills ha sido una fuente de inspiración para un buen saco de desarrolladoras que, con mayor o menor suerte, han intentado reproducir esa sensación de angustia perenne que sufrimos con la obra de Kojima. Uno de esos videojuegos que ha sabido sacar partido del famoso Playable Teaser es Layers of Fear, una apuesta bastante similar que busca su propio estilo dejando de lado las bases de los survival horror en favor de los sustos aleatorios con elementos que cambian de lugar rápidamente, sonidos atronadores y demás ingredientes fundamentales de los jump scare.

En fin, vamos con el análisis de Layers of Fear en su versión de PC.

GRÁFICOS

Bloober Team ha conseguido sacarle todas las tripas al motor gráfico Unity para ofrecernos un título muy sólido en lo visual. El hecho de que la acción tenga lugar en el interior de una mansión tétrica prácticamente obligaba a que los juegos de luces fueran la base de esa atmósfera terrorífica que hemos encontrado, un lugar poco ideal para ir a pasar unas vacaciones, desde luego.

Meternos en la casa de un pintor enajenado es un buen punto de inicio para narrar una historia de terror y misterio, y si esa trama viene acompañada de unos gráficos tan potentes como los que posee Layers of Fear ya tenemos un buen punto de partida para pasar un buen rato de miedo. Como ya sucedía en P.T., los constantes cambios de escenario cada vez que pasamos por una puerta aseguran un incremento de la tensión, favorecida por las numerosas variantes que se registran en cada sala.

Podemos recorrerlas una y otra vez, pero siempre habrá algún cambio, y todos ellos lucen de forma espectacular. Desde recursos tan utilizados como mecedoras moviéndose o fotos que cambian a medida que pasa el tiempo hasta otras formas de sembrar el terror más curradas y que no os vamos a destripar, Layers of Fear puede presumir de una calidad gráfica envidiable, aunque a continuación os vamos a ir contando por qué esa potencia visual no ha sido aprovechada para completar un juego sobresaliente.

JUGABILIDAD

Layers of Fear no sale del estándar utilizado por un buen número de survival horrors en los últimos tiempos. Cámara en primera persona y pocos botones de acción, lo justo para inspeccionar a fondo todos los rincones de cada sala e ir avanzando en esta misteriosa trama.

Por desgracia, el desarrollo lineal del juego hace que, en ciertos momentos, vayamos a tiro hecho, un error en este tipo de títulos en los que llama más la atención tirarnos horas rebuscando e incluso encontrar las soluciones a los enigmas casi sin querer, de forma aleatoria. Aquí nada de eso, sota caballo y rey, todo esta en orden y perfectamente colocado para que la acción no tenga parones. En fin, unos lo agradecerán y otros, como un servidor, lo ven como una forma de quitar tensión a un juego que, precisamente, debería sumergir al jugador en un mar de acojone y angustia.

Ojo, que con esto no queremos decir que avanzar en el juego sea sencillo. Quizá pueda serlo si tenemos buena memoria y recordamos en qué zona se encuentran ubicados ciertos objetos y cómo acceder a ella. Sí, tenemos que contar con los cambios de plano, una dificultad extra que, además, nos puede poner en problemas con ciertos sustos o animaciones inéditas en anteriores paseos por esas salas. Mucho ojo…

Layers of Fear

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar