Mié. Ago 12th, 2020

Análisis: The Evil Within

Os traemos nuestro análisis del nuevo survival horror de Shinji Mikami en su versión en PC, ¡apagad las luces!

Introducción

The Evil Within es la nueva creación del maestro Shinji Mikami, creador de la saga Resident Evil y en la que trabajó hasta Resident Evil 4 (lo que incluye Resident Evil 0 y Code: Veronica). Puede que también lo conozcáis por otros trabajos de renombre, como la franquicia Dino Crisis o el primer Devil May Cry, entre otros.

Podríamos considerar a The Evil Within como la evolución en cuanto a jugabilidad de Resident Evil 4, y es que guarda ciertas similitudes con el que fuera último juego de la saga desarrollado por Mikami. Por supuesto la historia y el mundo no tienen nada que ver con el de su anterior franquicia, y es que en esta ocasión se ha apostado por un argumento muy psiquiátrico, donde los juegos con la mente están a la orden del día. No obstante, esto sigue siendo un survival horror, no un juego de terror psicológico per se, y como tal los combates contra otros seres y los borbotones de sangre están garantizados, tanto provocados por nuestro protagonista, Sebastián Castellanos, como sufridos por él.

En este caso la versión analizada ha sido la de PC tras el parche, os invitamos a que conozcáis nuestra opinión sobre esta edición.

The Evil Within - Review - 1

Gráficos

Visualmente The Evil Within cumple con muy buena nota. Empezaremos por su ambientación tétrica, de lo más lograda. Ya sea en los pasillos de un manicomio como en las mazmorras bajo un cementerio, los aspectos de los muchos y variados escenarios junto con los pocos aunque importantes focos de luz harán que nos sintamos como si fuéramos el propio Detective Castellanos y suframos con él. Esto no quiere decir que solo vayamos a encontrarnos entre penumbras o encerrados en interiores, también nos las tendremos que ver con bosques totalmente a oscuras con nuestro candil como única fuente de luz, o con cementerios y pueblos a plena luz del día. En definitiva, la luz o ausencia de ella es uno de los elementos más importantes en The Evil Within de cara a su ambientación. Aparte, observaréis también algunos efectos y cambios de cámara pensados para confundir al jugador, y es que el tema principal aquí es la mente.

Los amantes del gore y la casquería se pueden frotar las manos con The Evil Within. Las maneras de morir que nos encontraremos o las que provocaremos harán las delicias de estos aficionados. Desde ver nuestro pecho atravesado por una motosierra hasta descuartizar a un monstruo con una bomba o destrozarle media cabeza con un disparo, todo estará adornado con su buena dosis de sangre generalmente de un modo muy espectacular.

The Evil Within - Review - 2

En cuanto a los enemigos, encontraréis una buena cantidad de ellos en lo que se refiere a variedad, todos deseando acabar con vosotros ya sea con hachas, antorchas, a dentelladas o a golpes. Conforme avanza el juego os iréis encontrando con humanos que han sufrido las más rocambolescas transformaciones. Mención especial merecen los jefes (o monstruos más especiales, como prefiráis llamarlos). Aunque los hombres grandes con motosierra que podremos ver en alguna ocasión al comienzo del juego no son el colmo de la originalidad, sí encontraremos algún ser salido de la mente más perturbada, aunque puede que alguno de ellos os recuerden, al menos vagamente, a enemigos de otros títulos.

Todo esto no quita que el juego tenga defectos a nivel gráfico. Hemos detectado alguna latencia mínima a la hora de generarse las texturas de alta resolución sobre las de baja. Esto es algo que puede ocurrir en cambios de escena o de cámara muy bruscos, una vez que han cambiado no generan más problemas. Tampoco alcanza las cotas de calidad generales que otros juegos de este mismo año, aunque no es una diferencia preocupante. Mención aparte merecen los efectos de sangre, que parecen algo excesivos. Con esto nos referimos al efecto en sí, los litros de sangre y la cantidad de gore en general va a gusto de cada uno. Sumemos a esto algunas escenas y animaciones concretas, que resultan demasiado artificiales para la época actual. Todo esto empaña un buen conjunto.

Parece necesario apuntar también el caso de los 30 FPS y de las bandas negras para verlo con formato panorámico. Si bien esto podía ser molesto, a la hora de hacer este análisis Bethesda ya ha puesto disponible la actualización que habilita los 60 FPS y la eliminación de las bandas negras en PC, por lo que no se ha tenido en consideración.

The Evil Within - Review - 3

Sonido

Al igual que ocurre con el resto de survival horror o con los juegos de terror en general, el audio es una parte realmente importante para que la experiencia de inmersión en el juego sea satisfactoria. Un tema musical mal elegido o un efecto sonoro malo puede destrozar toda una atmósfera de tensión de un plumazo.

Afortunadamente todo esto no ocurre con The Evil Within. Sus efectos en su gran mayoría son de gran calidad y no desentonan. Quizás los únicos que os puedan sonar raro son las mordeduras y los atracones de los enemigos, pero esto os ocurrirá si habéis visto el vídeo que Bethesda publicó sobre la creación de los efectos de sonido. En caso de que lo hayáis visto es posible que os acordéis de él y os rompa la magia, incluso que os entre hambre. Si no es así, no os preocupéis (y no lo veáis hasta acabar el juego). La mayoría de enemigos emite un sonido característico, por ejemplo rugidos, lo cual nos pondrá sobre aviso sobre su existencia, aunque no siempre. No todo son sonidos concretos de monstruos, pasos o disparos, los efectos de sonido más ambientales os mantendrán en tensión continua.

En cuanto a la música, está muy bien escogida y es acorde no solo con la ambientación sino con la época en la que se desarrollan los acontecimientos. Mención especial merece la canción de la gramola, un tema que escucharéis, y mucho, a lo largo del juego y que muy probablemente os acabe encantando que suene.

The Evil Within - Review - 4

Jugabilidad

Como mencionamos en la introducción, podríamos decir que en este aspecto The Evil Within es una evolución del sistema utilizado en Resident Evil 4. La cámara se situará cerca, muy cerca, del Detective Caballeros y jugaremos como un juego de acción en tercera persona. El movimiento en ocasiones puede no ser todo lo exacto que debería, lo cual resulta algo engorroso al comienzo, cuando tenemos que ir en sigilo y nuestro personaje no parece que gireacomo debería.

Cuando pulsemos el botón de apuntar, la cámara se colocará detrás de Sebastián y una mira aparecerá para que podamos disparar nuestro arma, o una línea en forma de arco si se trata de un objeto arrojable como una granada o una botella. Mientras apuntamos no tendremos por qué estar estáticos sino que el personaje podrá moverse por el escenario. Aparte de nuestras propias armas de distancia (una pistola, una escopeta, un rifle de francotirador y una ballesta multiusos), podremos coger hachas de un solo uso, perfectas para las cabezas de los enemigos más normalitos. Debemos al menos mencionar las siempre útiles cerillas, utilizadas para prender a los monstruos derribados y los cadáveres (o los que lo parecen).

Una parte importante de The Evil Within es ser cauteloso e ir escondiéndose, sobre todo en los primeros capítulos del juego. Para ello tendremos a nuestra disposición un botón de sigilo, el cual nos permitirá agacharnos, acercarnos a algunas de las trampas del escenario sin activarlas (aunque ojo con las trampas de cuerda) y andar sin hacer ruido, algo muy conveniente a la hora de apuñalar a los monstruos por detrás. Esto último es vital en según qué circunstancias, y es que la munición en este videojuego no es muy abundante precisamente, sobre todo al comienzo. Sin embargo, una vez pasados los primeros capítulos será más fácil encontrar balas y podréis ir más a lo Clint Eastwood, aunque si se hace esto siempre viene bien echar un ojo al entorno: nunca se sabe lo que habrá cerca que pueda ser utilizado a nuestro favor o en nuestra contra.

The Evil Within - Review - 5

Nuestros puntos de vida vendrán mostrados por una barra en la esquina superior izquierda. Estos se podrán recuperar con jeringuillas (lo más común pero cura menos) o con botiquines (que dejan totalmente mareado a nuestro protagonista, con la vista borrosa y un colocón descomunal durante unos segundos). Pasado un mínimo de esta barra habrá una pequeña porción que se recuperará por sí sola, aunque el personaje seguirá estando muy maltrecho. Aparte de esta barra tenemos otra, una de cansancio que utilizaremos para esprintar. Hay que tener mucho cuidado con ella, puesto que si se agota Sebastián necesitará unos segundos para recuperar el aliento, unos segundos que pueden resultar vitales.

Al igual que ocurriera en Resident Evil 4, The Evil Within también tiene su propio sistema de mejoras. En este caso utilizaremos un mejunge que se puede encontrar en frascos o al eliminar monstruos para intercambiar por estas mejoras, las cuales van desde aumentar nuestra vida, la duración del sprint o lo que curan las jeringuillas hasta aumentar los atributos de nuestras armas (mejorar su daño, su precisión, aumentar el tamaño de los cargadores o el número máximo de munición, etcétera). Para acceder a este sistema, tendremos que sentarnos en una silla de electroshock y recibir unas pocas descargas. Genial, ¿verdad?

En cuanto a los enemigos, estos tienen varios estados de alerta según sean conscientes de nuestra existencia o no. Serán ajenos, nos buscarán, irán a investigar si escuchan algún ruido, etcétera. Junto con esto, cada uno tendrá sus habilidades o sus propias armas. Puede que intenten matarnos con las manos desnudas, o con hachas, antorchas, lanzándonos dinamita… A esto sumad las habilidades propias de algunos de ellos, en especial las de los jefes, a quienes se les matará a descargas de plomo o explotando sus puntos débiles realizando algunas mecánicas, siempre con el corazón en un puño y con la tensión por las nubes. Todos estos monstruos no son especialmente inteligentes, aunque es algo bastante lógico teniendo en cuenta que no parece que tengan el coeficiente intelectual de Stephen Hawking.

En ocasiones iremos acompañados por un personaje controlado por la IA, quien nos ayudará eliminando a nuestros adversarios o no entablará combate si ve que estamos yendo con sigilo. No obstante, algunas veces parecen quedarse quietos en lugar de seguirnos, lo cual hará que tengamos que volver para ver si pasa algo, o se mueven de manera normal cuando nosotros vamos con cautela, aunque en este último caso parece que solo es algo visual y los enemigos no le ven. Deberemos tener cuidado con su nivel de vida, el cual podremos aumentar acercándonos y presionando un botón.

Por último es necesario mencionar sus puzles, algo en lo que es muy poco probable que os quedéis atascados. Son pocos y su dificultad es prácticamente nula, más bien tendríamos que hacer un esfuerzo para fallar al completarlos. Eso sí, fallar puede tener terribles consecuencias: morir y volver a empezar desde el Punto de Control anterior, el cual probablemente apareció justo antes de ese puzle.

The Evil Within - Review - 6

Duración

The Evil Within tiene un total de quince capítulos de tensión y acción, lo que suponen entre 15 y 20 horas de juego, en un principio con dos modos de dificultad aunque con más desbloqueables al acabarlo. No incluye ningún modo multijugador, ya sea cooperativo o competitivo, por lo que no esperéis disfrutarlo con vuestros amigos. Eso sí, tiene un pase de temporada con algunos DLC que jugar, lo que alargarán la vida del título para aquellos que quieran pagar algo más.

Diversión

Los amantes de los survival horror y los juegos de acción disfrutarán, y mucho, con The Evil Within. Aunque en un principio puede parecer más un juego de sigilo que otra cosa, lo cual no es necesariamente malo, conforme avancemos de capítulo y vayamos atravesando sus muchas y distintas localizaciones nos iremos encontrando con más y más escenas de acción, y el nada desdeñable número de momentos en los que nos pondrá los músculos en tensión total, con el corazón apunto de salirnos por la boca mientras tenemos a uno de esos infernales jefes detrás de nosotros.

Conclusión

Si bien The Evil Within no es un título perfecto, es mejor que la mayoría de survival horror de la actualidad, con una capacidad para ponernos en absoluto estrés muy alta. Pero no es solo un survival horror sino también un juego de acción, género en el cual lo hace francamente bien, algo que logra una mezcla de lo más explosiva. Los aficionados a este tipo de juegos, en especial los fans de Resident Evil 4, encontrarán en The Evil Within una buena manera de pasar un buen rato mientras ponen a prueba la resistencia de su corazón. Y si además te encanta el gore, mejor que mejor.

Ficha Técnica

  • Nombre: The Evil Within
  • Desarrollador: Tango Gameworks.
  • Distribuidor: Bethesda.
  • Plataformas: PC, PS4, PS3, Xbox 360, Xbox One.
  • Fecha de lanzamiento: 13/10/2014.
  • Género: Survival horror, acción.
  • Modos: Un jugador.
  • Idioma: Castellano.
  • Web oficial: http://theevilwithin.com/

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar