Mié. Ago 12th, 2020

11 años de Resident Evil 4. El principio del fin de la saga

¿Qué supuso el lanzamiento de Resident Evil 4? ¿Cómo afectó a la saga? Aquí os dejo mi opinión sobre este controvertido videojuego.

Cómo pasa el tiempo amigos. Parece que fue ayer, pero lo cierto es que ya han pasado once añazos desde que Capcom nos dejó el culo torcido con Resident Evil 4. Aún recuerdo aquella compra con el juego recién salido del horno, meter el disco en la PlayStation 2 y… ¿qué coño es esto?

Resident Evil 4Sí, esa impresión me la llevé yo, como otros tantos miles de jugadores al descubrir que Capcom había remodelado la jugabilidad por completo. Vale, no voy a negar que esa nueva forma de manejar a Leon era bastante efectiva, de hecho se ha mantenido hasta la fecha en las sucesivas entregas que han ido apareciendo, pero el ambiente tétrico de las primeras entregas se fue al garete de un plumazo.

Resident Evil 3 ya advertía un cambio, más enfocado hacia la acción y dejando de lado los fundamentos de los survival horror, algo que Capcom corrigió con el excelente Resident Evil: Code Veronica, pero lo que hicieron con Resident Evil 4, insisto, a mi modo de entender, fue pegarle una patada a la saga y a sus fans, una de esas que te dejan la cara del revés.

Como digo, el avance del survival horror a la acción más cruda no fue bien recibido por todos, y la verdad es que pasar de zombis infectados con los virus creados por Umbrella a Los Ganados controlados con Las Plagas tampoco hizo bien a la trama. Vale, podemos aceptar que Umbrella y sus experimentos murieron con la desaparición de Raccoon City (o eso nos hicieron pensar), pero ¿en serio era necesario crear semejantes aberraciones de enemigos?

Ni siquiera voy a entrar en ese concepto tan equivocado que Capcom tuvo con los españoles. Es más, las risas que me pude echar desde el «hijueputa» inicial hasta «el detrás de ti imbésil«, pasando por el eterno «morir es vivir«, fueron inevitables, pero es que el aumento en la velocidad de movimientos de los enemigos y el hecho de que aparecieran cuarenta y la madre en escenarios abiertos tampoco ayudó a crear ese ambiente asfixiante y de agobio máximo que todos esperábamos.

Resident Evil 4

Otro aspecto bastante negativo del juego fueron los villanos. La carencia de personalidad y carisma de la que pecaban era alarmante, y poco faltó para que añadieran un torero para completar el tremendo despropósito. Salvando a Jack Krauser, con el que manteníamos un intenso combate, Salvador Salazar, Osmund Saddler y compañía no servían nada más que para aumentar esa catástrofe creada por Capcom, personajes muy alejados del halo de grandiosidad que desprendían Albert Wesker, William Birkin, Nemesis o los hermanos Ashford.

En definitiva, podría seguir soltando crueldades sobre Resident Evil 4, y no quiero ni entrar en la quinta y sexta parte de la trama, pero me veía en la obligación de exponer por qué Resident Evil pasó a mejor vida desde esta cuarta edición. Por suerte, Capcom nos brindó las ediciones Revelations, más cercanas a los inicios en cuanto a su jugabilidad (aunque Revelations 2 ya va soltando tufillo), y los remakes de los clásicos nos están haciendo revivir momentos mágicos de la historia de los videojuegos, pero no puedo hacer otra cosa que no sea temerme lo peor cuando decidan mostrar datos sobre la séptima parte.

Señores de Capcom, escuchen a sus fans. La grandísima aceptación de las remasterizaciones lo deja bien claro: queremos un giro de 180º en la saga Resident Evil y volver a disfrutar de juegos de terror. O al menos que haya algún susto y no tiroteos baratos, vaya…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar