Jue. Oct 1st, 2020

Al carajo con los DLC

Downloadable Content, dos palabras cada días más odiadas por los usuarios debido al sobre-exceso de contenido de pago con el que las compañías nos violan, hablando en plata. ¿Por qué no se detiene la fiebre de los DLC? ¿La culpa es de los desarrolladores o de los usuarios? Pasemos a analizarlo.

Vale que siempre ha habido expansiones para los videojuegos. De hecho, hubo un tiempo en el que deseábamos que los grandes juegos tuvieran su expansión con la que ampliar el contenido y donde, ante todo, veíamos cómo historia, armas y, en definitiva, las horas de vicio se ampliaban. Ahora estamos en la era de los DLC, la era de los trajes, las canciones sueltas, un mapita por aqui y una pistolita por allá, y todo ello de pago, por supuesto.

No quiero caer en la hipocresía, yo soy el primero que he adquirido DLC en algún momento, pero siempre mirando el contenido y asegurándome de que lo que compro me va a dar juego. ¿No es suficiente con el precio abusivo de los videojuegos como para además tener que gastarnos dinero en chorradas que no modifican en nada un juego? Eso ya por no hablar de los DLC que simplemente desbloquean una parte del juego que ya venía programada en el disco…

Los DLC han triunfado y eso no hay quien lo niegue. Las desarrolladoras está claro que van a seguir aprovechándolo y abriéndonos el culo con estos contenidos, la gran mayoría de dudosa utilidad. Y no, los DLC no van a desaparecer por mucho que nos empeñemos. Siempre habrá extras que merecerán la pena, capítulos que completarán un argumento cojo o expansiones con las que dará la impresión de tener casi que otro juego nuevo.

En fin, esta es mi humilde opinión sobre los DLC, una moda que tiene toda la pinta de ir para largo y que, salvo excepciones, tienen el único y exclusivo objetivo de sacarnos los cuartos.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar