sáb. Mar 23rd, 2019

Análisis de Razer Kraken Tournament Edition

Analizamos los auriculares Razer Kraken Tournament Edition, que tienen en la inclusión de la tarjeta de sonid externa THX Spatial su principal novedad.

Estrenamos temporada de análisis de hardware con los auriculares Razer Kraken Tournament Edition, cuya mayor novedad es la presencia de la tarjeta de sonido externa THX Spatial, con la que obtenemos sonido envolvente virtual para un periférico que, a grandes rasgos, apenas presenta novedades respecto a otros productos de la serie Kraken, tanto en especificaciones técnicas como en diseño.

UNBOXING

Los auriculares Razer Kraken Tournament Edition llegan presentados en una caja en la que predominan los colores verde y negro tan típicos de la marca californiana. Como suele ser habitual, en el frontal encontramos una imagen del producto, mientras que la cara posterior queda reservada para las especificaciones técnicas más relevantes. Una vez abierto el embalaje, encontramos los cascos perfectamente protegidos, así como la tarjeta de sonido externa, los manuales, la tarjeta de agradecimiento y, cómo no, las pegatinas de Razer integradas en todos sus productos.
Razer Kraken Tournament Edition

CARACTERÍSTICAS

A nivel técnico, los Razer Kraken Tournament Edition cuentan con sonido estéreo de gran calidad gracias a los dos drivers de neodimio de 50 milímetros, con los que se asegura gran potencia de sonido y unos graves perfectamente ajustados. Si vamos un poco más allá en cuanto a sus especificaciones, los drivers cuentan con una frecuencia de 12 Hz – 28 kHz, sensibilidad de 118 dB e impedancia de 32 Ω a 1 kHz.
Las mejoras en el sonido llegan a través de la tarjeta externa THX Spatial, con la que obtenemos sonido envolvente virtual. Gracias a ella, podemos controlar el volumen de forma cómoda, además de contar con refuerzo de graves y la característica THX, con la que la calidad de sonido aumenta exponencialmente.
En cuanto a su diseño, encontramos dos cúpulas circumaurales de 56 milímetros recubiertas con almohadillas de polipiel que aseguran comodidad incluso en sesiones de juego prolongadas y aislamiento de cualquier sonido externo que empeore la experiencia.
En el auricular izquierdo tenemos integrado el micrófono retráctil, capaz de aislar sonidos externos que perjudiquen a grabaciones o chats de voz. A nivel de calidad podríamos decir que es el componente menos potente del set, pero eso no evita que podamos disfrutar de conversaciones fluidas con gran calidad de emisión de voz.
La diadema también aporta su granito de arena en materia de ergonomía, ya que es regulable para que quede perfectamente encajada a la cabeza, y posee una almohadilla que evita la sensación de cansancio que suele aparecer con auriculares sin acolchado.
En cuanto al cable, su longitud es de 1,2 metros y cuenta con conexión jack de 3,5 milímetros, lo que le hace compatible con cualquier dispositivo que acepte esta entrada. De este modo, los Razer Kraken Tournament Edition no cuentan con retroiluminación, pero podemos aumentar el nivel de comodidad (y de calidad de sonido) con la tarjeta de sonido externa, cuya conexión es USB y aporta dos metros más de cable. En total, 3,2 metros de longitud, más que suficiente como para jugar a gusto en cualquier espacio.

CONEXIÓN AL PC

El uso de estos auriculares en PC nos invita, por no decir que nos obliga obliga, a utilizar la tarjeta de sonido externa, y con ella podremos ecualizar el sonido gracias al software Razer Synapse 2.0. En primer lugar, destaca la posibilidad de habilitar el audio espacial THX, ya sea en modo estéreo o surround. También encontramos un normalizador de audio y refuerzo para graves, así como un ecualizador con varios perfiles preestablecidos que nos va a ayudar a encontrar la configuración que más se ajuste a nuestras necesidades.
Por último, también podemos ajustar la sensibilidad del micrófono, así como controlar su volumen y ruido local y activar mejoras tales como normalización de volumen, reducción de ruido ambiental y claridad vocal.
Razer Kraken Tournament Edition

CONCLUSIÓN

Después de haber probado durante un buen número de horas los auriculares Razer Kraken Tournament Edition, podemos decir que se trata de un producto de gran calidad, con claro enfoque hacia el gaming, pero que también nos harán disfrutar al máximo de cine y música. Los drivers de 50 mm aportan un sonido muy equilibrado, con esa potencia de graves tan característica de Razer, y el uso de la tarjeta de sonido externa hará que la experiencia con videojuegos vaya un paso más allá gracias al sonido envolvente virtual.
La ergonomía es otro de los puntos a favor de estos auriculares, así como la claridad y calidad de los chats de voz y la nitidez de la voz a la hora de grabar o retransmitir contenidos. En definitiva, unos auriculares a tener muy en cuenta, tanto por sus componentes y especificaciones como por el precio oficial de 99,99€ en la tienda de Razer.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar