mié. Sep 18th, 2019

Análisis de Razer Raiju Tournament Edition

Botones mecánicos, sticks ultraprecisos y capacidad para crear diferentes perfiles son algunos de los puntos destacados del Razer Raiju Tournament Edition.

Razer Raiju

Nos lanzamos a analizar otro de los grandes productos que componen el catálogo de Razer. En esta ocasión apagamos (de momento) el PC y conectamos la PlayStation 4 para echar un vistazo al gamepad Razer Raiju Tournament Edition, un periférico de calidad con el que podemos mejorar nuestras prestaciones gracias al añadido de cuatro botones extra y que gustará a aquellos que prefieren la disposición de sticks de Xbox.

UNBOXING

El gamepad Razer Raiju Tournament Edition llega presentado en una caja de cartón decorada con el color azul corporativo de Sony. En la parte frontal encontramos una imagen a gran tamaño del propio mando, mientras que la parte trasera está destinada a mostrar las características principales del producto.
Al abrir el embalaje tenemos a mano el gamepad, perfectamente protegido por un marco de espuma, así como una caja adicional en la que encontramos el cable de conexión. Las pegatinas de Razer, manual de instrucciones y tarjeta de agradecimiento completan un set en el que, cómo no, se demuestra el mimo con el que la marca californiana trata a sus periféricos.

CARACTERÍSTICAS

A primera vista, sorprende que el diseño del Razer Raiju Tournament Edition sea más parecido al mando de Xbox One que al propio DualShock 4. Además del diseño en general, destaca la colocación asimétrica de los sticks, algo que agradecerán aquellos jugadores que se sienten más cómodos con la configuración de la consola de Microsoft. Ya que hablamos de sticks, os podemos decir que su comportamiento es exquisito tanto en agarre como en movimiento, de modo que podemos efectuar desplazamientos cortos con gran precisión o giros rápidos sin que haya posibilidad de que el pulgar se nos escape.
Los botones principales tienen la particularidad de contar con activación mecánica, con ese sonido tan característico de este tipo de pulsadores, y cabe decir que su recorrido es inferior al del gamepad original de PS4, algo que viene de perlas en videojuegos que requieran pulsaciones rápidas.
Los botones de la cruceta son independientes, una de las señas de identidad de Sony que ha sido respetada por Razer y que agradecerán los jugadores, sobre todo los fanáticos de los juegos de lucha, gracias a la facilidad con la que se ejecutan movimientos típicos como los «cuartos de luna«.
El panel táctil apenas cuenta con variaciones respecto al original, lo que no ha evitado que Razer haya incluido en él el logo de la marca, una seña de identidad que no podía faltar y que aporta su granito de arena en materia estética.
Pasamos a los botones L1 y R1, también más parecidos a los de Xbox One debido a su mayor longitud, algo similar a lo que sucede con los botones L2 y R2, dos gatillos extremadamente precisos a los que podemos limitar su recorrido para favorecer la pulsación rápida, una opción más que aconsejable en shooters.
Al lado de los botones L1 y R1 encontramos los botones M1 y M2, totalmente configurables para facilitar el acceso a ciertas combinaciones o gestos que tienen como objetivo aumentar nuestra rapidez de movimientos, trasladable a los botones M3 y M4 situados en la parte trasera del mando. Cabe señalar que en las primeras sesiones de juego ha resultado inevitable pulsar sin querer estos botones M3 y M4, en gran medida debido al diseño del mando, pero como imaginaréis, es cuestión de tiempo adoptar una postura idónea que evite acciones inoportunas.
Para completar el listado de botones, la parte trasera también cuenta con un switch que podemos variar para elegir la conexión por Bluetooth o cable a PS4, además de la posibilidad de utilizarlo también mediante cable para PC, mientras que debajo del botón PS tenemos otro botón cuya utilización se limita a la configuración a través de la app para móviles.
En materia ergonómica, ya hemos comentado que puede haber alguna que otra pulsación inesperada en las primeras horas de uso, pero una vez que nos hayamos acostumbrado a su estructura, no cabe duda de que disfrutaréis de un gamepad muy cómodo y de perfecta sujeción gracias al engomado de la parte trasera.

CONEXIÓN

Pasamos a conectar el Razer Raiju Tournament Edition a nuestra PlayStation 4. Tal y como indican las instrucciones, el primer paso es utilizar el cable incluido en el set, cuya longitud es de dos metros y cuenta con USB Type-B en una punta y micro USB para conectar al mando. Una vez más, Razer ha optado por un tipo de conexión exclusivo, de modo que es conveniente cuidar al máximo el cable, ya que uno estándar no servirá. Una vez que la PS4 ha reconocido el mando, ya podremos realizar la sincronización mediante Bluetooth y utilizarlo con normalidad
Como hemos mencionado, este gamepad también es compatible con PC, y tan solo habrá que conectarlo por cable y seleccionar la opción PC en el switch de la parte posterior del mando para utilizarlo sin necesidad de instalación de drivers.
En cuanto a la configuración de perfiles del Razer Raiju Tournament Edition, tenemos que descargar la app llamada Razer Raiju en nuestro smartphone o tablet para crear todos los perfiles que queramos, en los que podemos reasignar botones, modificar la potencia de vibración y calibrar los sticks.

CONCLUSIÓN

Sin lugar a dudas, el gamepad Razer Raiju Tournament Edition es una de las mejores opciones del mercado para los usuarios de PlayStation 4. Si bien es cierto que su tamaño y diseño es más cercano al del mando de Xbox One, lo cierto es que no se necesitan demasiadas sesiones de juego para hacernos a él y disfrutar al máximo de sus posibilidades. La precisión de los sticks y los gatillos, las sensaciones agradables de los botones mecánicos, la potencia de vibración y la presencia de botones adicionales para facilitarnos la labor en juegos que requieran combinaciones de botones hacen de él una compra totalmente recomendable, siempre y cuando su precio oficial de 149,99€ no sea un impedimento.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar