vie. Jul 19th, 2019

Análisis: Grimshade, un RPG en construcción

Después de su exitoso paso por Kickstarter, Grimshade nos brinda la oportunidad de disfrutar de una nueva guerra entre humanos y elfos.

Grimshade

El estudio Talerock nos ha brindado la oportunidad de probar Grimshade, un RPG que ha causado sensación en la campaña de financiación de Kickstarter al superar el objetivo de $100.000 y que llega a Steam con el objetivo de sumergir al jugador en una historia protagonizada por las razas Liv y Eleore, o lo que es lo mismo, humanos y elfos. La acción tiene lugar en el mundo Ree’fah, donde la luz, el agua o el aire poseen cualidades mágicas que tienen gran protagonismo a lo largo de la trama.

Apartado técnico a prueba de balas

Como siempre, vamos a empezar el análisis con los puntos más destacables, y en el caso de Grimshade, es evidente que el apartado técnico es el mejor trabajado. Los diseños a mano de escenarios y personajes y la suavidad de cada movimiento hacen que, inevitablemente, recordemos grandes aventuras gráficas de los 90 como Broken Sword o el fantástico Hollywood Monsters. Por supuesto, cualquier paisaje que visitamos está repleto de detalles, lo que invita a investigar cada recoveco de cara a descubrir escenas de fantasía y, de paso, elementos escondidos por el mapa, que no son pocos.

A ese esplendor visual se une una banda sonora épica, perfectamente orquestada para las diferentes situaciones en las que nos encontramos y que en muchas ocasiones va a dejar en un segundo plano a las múltiples conversaciones que acompañan la aventura.

Llega el turno de los bugs

Que un videojuego sea agradable a la vista siempre se agradece, pero si ese gran trabajo no llega acompañado por una jugabilidad decorosa, es evidente que la propuesta pierde enteros. Esto es lo que sucede con Grimshade, un título que ha ido mejorando poco a poco a base de actualizaciones, lo que habla muy bien del estudio de cara a solventar problemas y ofrecer un juego estable, pero que se muestra demasiado inconsistente en las escenas de combate, sobre todo en los duelos contra los jefes finales.

Sin duda, el problema más molesto son las congelaciones en los combates, con el consiguiente reinicio y pérdida de progreso, pero en caso de que todo vaya con la estabilidad debida, nos encontramos un sistema de combate muy llamativo en la teoría pero que falla estrepitosamente en la práctica. De hecho, el sistema invita a diseñar estrategias con las que aprovechar al máximo nuestros turnos, pero al final todo se resume en pruebas de azar que solventaremos con pocos apuros.

Otro dato a tener en cuenta es que, a pesar de su clara vertiente RPG, no encontramos un sistema de experiencia como tal, sino que el progreso se limita al desbloqueo de nuevas habilidades que podemos utilizar en combate para facilitar nuestra victoria. De este modo, la típica «pérdida de tiempo» comparando sets y armas habitual en videojuegos de este género queda en un segundo plano, y serán los viajes por los escenarios en busca de nuevas misiones o de completar las activas lo que más tiempo nos lleve. ¿Qué tiene esto de malo? La falta de indicaciones a la hora de encontrar el objetivo y la cantidad de vueltas que vamos a dar hasta que encontramos ese objeto o NPC que tanto se resiste a hacer acto de presencia.

El final es un zasca sideral

Si salvamos los continuos bugs y somos capaces de atender a la historia descrita en Grimshade, disfrutaremos de unas 30 horas de juego a través de una trama bien escrita, con algún que otro altibajo argumental, pero que nos va a dejar con el culo roto en más de un momento, sobre todo en el final. ¿Quién iba a esperar que todo finalice como la conclusión del primer capítulo? Quizá esto os suene a spoiler, pero si habéis echado un vistazo previo a la campaña en Kickstarter, uno de los objetivos es el lanzamiento de la Season 2, de modo que el propio estudio Talerock no ha escondido que esta edición viene a ser una primera parte, primer episodio, primer capítulo o como lo queráis llamar.

En todo caso, da la impresión de que el juego ha sido lanzado con más rapidez de la debida, ya que los numerosos bugs habrán hecho que más de uno se haya arrepentido del desembolso realizado. Insistimos; las correcciones están siendo periódicas y es algo que se agradece, pero mucho más se habría agradecido el haber lanzado el juego unos meses más tarde con una estabilidad decente y una cantidad de errores inferior.

Conclusión

Grimshade se presenta como un RPG que quiere marcar la diferencia, y lo hace sin problemas en su apartado técnico. Los gráficos son capaces de atraparnos desde el primer segundo, así como la magnífica banda sonora escogida, pero todo queda en un segundo plano debido a una jugabilidad bastante mejorable y, sobre todo, a una serie de bugs que hacen acto de presencia con demasiada asiduidad. Si Talerock sigue trabajando como hasta ahora, no cabe duda de que en un futuro tendremos la posibilidad de disfrutar de una obra más refinada y consistente, incluso en otros sistemas como Nintendo Switch, pero por el momento, solo los amantes del género y aquellos que busquen aventuras con gran carga narrativa serán capaces de sacarle provecho.

Ficha técnica de Grimshade

  • Desarrollador: Talerock
  • Editor: Asterion Games
  • Plataformas: PC
  • Fecha de lanzamiento: 26/03/2019
  • Género: RPG
  • Modos: Un jugador
  • Idioma: Inglés
  • Web oficial

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar