vie. Oct 18th, 2019

Análisis Heavy Rain. Una historia que nunca pasa de moda

Descubre todos los detalles de Heavy Rain, uno de los videojuegos más importantes de PlayStation 3 que ha llegado este mismo año a PC.

Análisis Heavy Rain

Quantic Dream es una de esas desarrolladoras que no ha necesitado lanzar un gran número de videojuegos para destacar en esta industria tan competitiva. Con David Cage como cabeza visible y padre de sus grandes obras, fue en el año 2010 cuando los franceses pegaron el puñetazo sobre la mesa definitivo gracias al lanzamiento de Heavy Rain, una película interactiva que destacaba por la captura de movimientos de sus personajes y, sobre todo, por una historia digna de los mejores guiones cinematográficos.

Para meternos en situación, Heavy Rain nos sumerge (nunca mejor dicho) en la vida idílica de la familia Mars. Ethan y Grace disfrutan de un día de compras junto a sus hijos Jason y Shaun, pero la pérdida de Jason y su posterior fallecimiento al ser atropellado en las inmediaciones del centro comercial hacen que Ethan vea cómo todo aquello que había construido se desmoronaba en un instante.

La depresión entra en juego después de que Grace decida acabar con el matrimonio, y se acrecienta con el secuestro de Shaun. ¿Quién se ha llevado al pequeño de la familia Mars? ¿Quién es ese Asesino del Origami que reta a Ethan para encontrar con vida a su retoño? Esta y muchas otras preguntas son las que se suceden a lo largo de los capítulos que componen Heavy Rain, y a continuación vais a conocer los motivos que deberían llevaros a probar esta obra maestra.

Cuatro historias paralelas y un objetivo común

En la introducción de este análisis hemos mencionado a Ethan Mars como protagonista de Heavy Rain, condición que comparte con otros tres personajes. Como en cualquier desaparición, la presencia policial se antoja indispensable, y en ese sentido contamos con Normal Jayden, un agente del FBI que trabaja a destajo para descubrir dónde se encuentra el pequeño Shaun y quién es el Asesino del Origami, autor de las desapariciones y posteriores muertes de varios niños de corta edad.

Scott Shelby es otro de los personajes a los que vamos a controlar, un investigador privado que se apoya en la información que le prestan las familias de los niños fallecidos para buscar conexiones con la desaparición de Shaun Mars. Por último, la periodista Madison Paige entra en escena casi por casualidad, y es que decide alojarse en un motel para combatir su insomnio, casualmente el mismo en el que se encuentra Ethan.

Como sucede en este tipo de historias, cada capítulo nos muestra tramas independientes que poco a poco se van conectando, llegando al punto de invitar al jugador a hacer sus propias pesquisas de cara a desenmascarar al Asesino del Origami. El avance de cada personaje llega acompañado por la presencia de actores secundarios como Carter Blake, teniente de policía de métodos cuestionables; Lauren Winter, madre de uno de los niños fallecidos que ayuda a Scott Shelby para encontrar al Asesino del Origami; o Charles Kramer, un ricachón que protege a toda costa a su hijo Gordi ante las acusaciones de ser el autor de los secuestros.

Scott Shelby

Quantic Dream presume de captura de movimientos

No queremos entrar mucho más en la trama de Heavy Rain, ya que cualquier exceso de información puede desembocar en un spoiler innecesario para aquellos que decidan disfrutar de este videojuego por primera vez, así que vamos a pasar a otro de sus puntos fuertes: el apartado visual.

Quantic Dream no escatimó en gastos a la hora de diseñar los personajes, y para ello contó con más de 70 actores entre los que destacan los también actores Pascal Langdale (Ethan Mars) y Sam Douglas (Scott Shelby), así como la modelo Jacqui Ainsley (Madison Paige). En el propio juego podemos encontrar vídeos del proceso de creación, la mejor forma de entender la fidelidad de los movimientos de las caras respecto a las frases que dicen, siempre que lo disfrutemos en versión original. Por cierto, antes de continuar, no podemos dejar pasar la oportunidad de recordar que el doblaje al castellano es NEFASTO, con entonaciones que no saben adaptarse a cada situación y que en algunas ocasiones no están bien emparejadas con los movimientos de los personajes. Si bien es cierto que en España contamos con grandes estudios y actores de doblaje, lo visto en Heavy Rain dista mucho del gran trabajo realizado en la versión original.

Además de los personajes, los entornos también ayudan a meternos en situación. El colorido e iluminación de los capítulos iniciales contrasta con el aspecto triste y apagado del resto de la aventura, con la lluvia como principal acompañante y una selección de escenarios en los que brilla la oscuridad y, sobre todo, la hostilidad.

El apartado técnico queda completado con una banda sonora verdaderamente espectacular. Llevar la firma de Normand Corbeil es sinónimo de éxito, y no extraña que Heavy Rain consiguiera el galardón a la Mejor Banda Sonora Original en los premios BAFTA 2011, además de la Mejor Historia y la Mejor Innovación Técnica.

Normal Jayden

La tecnología Sixaxis entra en acción

Como bien recordaréis, PlayStation 3 contaba con la tecnología Sixaxis como una de sus principales novedades. A pesar de que no se le llegó a sacar todo el jugo esperado, videojuegos como Heavy Rain sí fueron capaces de aprovechar sus bondades, tanto en movimientos bruscos como en otros más precisos. Lo cierto es que el sistema de control implementado puede causar más de un problema en las primeras sesiones, y es que se asemeja al visto en los inicios de la saga Revident Evil, con un botón para que el personaje avance mientras variamos la dirección con el stick en caso de que sea necesario.

Interactuar con el mundo es una obligación en Heavy Rain, de ahí que ese control se antoje algo incómodo, sobre todo en ciertas secciones en las que se necesitan movimientos precisos. Por suerte, las acciones para los continuos Quick Time Events funcionan a la perfección. Mientras que otros títulos se limitan a la pulsación de ciertos botones, ya sea de forma individual o mediante combinaciones, Quantic Dream ha optado por movimientos concretos con el stick derecho, pulsación simultánea de botones que a veces nos va a dejar la mano en una posición antinatural o los mencionados movimientos aprovechando el sistema Sixaxis.

En ocasiones tenemos todo el tiempo del mundo para llevar a cabo esos QTE’s, pero en otras vamos a tener que tomar decisiones rápidas y ser eficientes con los movimientos requeridos, y acertar o fallar puede tener consecuencias directas en la historia. De hecho, Heavy Rain cuenta con un buen número de finales diferentes, y ver una u otra serie de cinemáticas al acabarlo va a depender tanto de nuestra habilidad como de las decisiones que tomemos por el camino.

Para que os hagáis una idea, el Asesino del Origami va a proponer diferentes pruebas a Ethan Mars para salvar a su hijo, y en nuestra mano está completarlas de forma correcta o no, o incluso pasar de ellas ante el peligro que suponen, lo que afectará directamente a las posibilidades de dar con el paradero de Shaun.

Madison Paige

No te pases, que lo acabas en una tarde

Como hemos dicho, Heavy Rain cuenta con un buen número de finales diferentes para cada personaje, lo que implica una gran rejugabilidad. Lo cierto es que se agradece la inclusión de tal cantidad de desenlaces, puesto que la duración del juego no es demasiado extensa. Si nos ponemos brutos, en una tarde podremos haber llegado a su conclusión, lo cual es una mala idea a todas luces, puesto que la trama invita a disfrutar cada segundo de juego.

En caso de que no puedas despegarte del mando, la mejor idea es la de recordar las decisiones tomadas en momentos puntuales y coger otro camino en el siguiente intento, sin olvidar que habrá pruebas que fallemos y que nos dejarán ese pique de saber lo que sucede al completarlas.

Por último, las cinemáticas añadidas del making of también nos van a ayudar a incrementar las horas de «juego». Sí, es cierto que no es algo que se suela mencionar en los análisis, pero en el caso de Heavy Rain es bastante interesante conocer el proceso de desarrollo del juego, el trabajo de los actores y cómo se grabaron esos gestos que, aún a día de hoy, rinden a un gran nivel.

Conclusión

Que Heavy Rain sea uno de los juegos más recordados de PlayStation 3 no debería sorprender a nadie. Quantic Dream nos permitió disfrutar de una aventura épica repleta de momentos de tensión, la misma que tendría cualquier padre al saber que la vida de su hijo depende de sus acciones y capacidad de sacrificio. El esplendor narrativo se ve acompañado por un apartado visual digno de mención gracias al trabajo realizado en la captura facial, sin olvidar la majestuosa banda sonora que nos acompaña a cada paso.

Como principal punto negativo tenemos el control, demasiado rebuscado a la hora de manejar a los personajes y que a día de hoy se sigue haciendo demasiado tosco, lo que puede desembocar en ciertos errores que tendrán consecuencias directas en el futuro del pequeño Shaun. Además, recomendamos encarecidamente disfrutarlo en versión original, ya que el doblaje al castellano, sobre todo en el caso de Normal Jayden, hace que la Onda Vital sea el mejor invento de la historia.

Ethan Mars

Ficha técnica de Heavy Rain

  • Desarrollador: Quantic Dream
  • Editor: Sony Computer Entertainment
  • Plataformas: PlayStation 3, PlayStation 4, PC
  • Fecha de lanzamiento: 26/02/2010 (PS3), 04/03/2016 (PS4), 24/06/2019 (PC)
  • Género: Aventura gráfica, película interactiva
  • Modos: Un jugador
  • Idioma: Castellano
  • Web oficial

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar