sáb. Ago 24th, 2019

Análisis One Finger Death Punch 2: el aporreo definitivo

One Finger Death Punch 2 invita a los jugadores a acabar con las oleadas enemigas con el uso de dos únicos botones. ¿Demasiado simple? ¡Ni hablar!

Imagina un videojuego en el que no hay mayor trama que la de un experto en artes marciales pateando el culo de todo enemigo que aparezca en pantalla. Imagina que el diseño de los personajes se limita a cinco palotes, un círculo y unas cuantas (muchas) animaciones. Ahora imagina que los menús tienen menos trabajo que Iberia en Ciudad Real. ¿De verdad puede atraer una obra que cuenta con estas características? Pues sí, porque hay un aspecto en One Finger Death Punch 2 que destaca con creces sobre el resto: es divertido hasta decir basta.

Después de que la edición original pasara un tanto desapercibida por el catálogo de Steam, Silver Dollar Games se ha animado a lanzar OFDP2, un título que recoge todo lo bueno de su antecesor y amplía el catálogo de enemigos, formas de acabar con ellos y situaciones caóticas en pantalla, todo ello sin dejar de lado la mencionada diversión y la jugabilidad centrada en el uso de tan solo dos botones.

Velocidad de infarto y nervios de acero

Sí amigos, en One Finger Death Punch 2 solo vamos a utilizar dos botones de acción: uno para acabar con los enemigos que aparezcan por la izquierda y otro para los que lleguen por la derecha. Puede parecer una mecánica muy sencilla, sobre todo en las misiones que sirven como tutorial, pero no os engañéis, ya que estamos frente a un título con una curva de dificultad muy marcada y que nos pondrá las cosas muy difíciles a medida que avancemos por el tablero.

Desde un principio, los tips de las pantallas de carga advierten al jugador para que evite el aporreo de botones, y es que encontramos una jugabilidad que nos puede llegar a recordar a la de Guitar Hero o cualquier otro juego musical en el que se requiera precisión y agilidad mental. Al lado de nuestro personaje tenemos unas barras de acción, y solo atacaremos a los enemigos cuando estén sobre ellas. En caso de pulsar más veces de las debidas el botón de acción, nuestro personaje fallará el ataque y recibirá daño, lo que puede llegar a desembocar en la pérdida de toda la barra de vida y tener que empezar de nuevo la misión.

En un principio, pulsar el botón correcto es suficiente para dar cuenta de ellos, pero poco a poco irán apareciendo enemigos que requieren varios golpes para ser eliminados, ya sean en una misma dirección o pasando de un lado a otro, algunos que harán que cambie la pantalla para mostrarnos diferentes minijuegos, así como adversarios que llegan armados, ya sea con armas cuerpo a cuerpo, pistolas o arcos. Por supuesto, tenemos que esquivar todo lo que entre en la zona de acción, incluso la munición de las armas de fuego, sin olvidar que podemos coger cualquier objeto que esté a nuestro alcance, momento en el que seremos auténticas máquinas de matar. Ah, y no debe quedar en el tintero la posibilidad de mejorar a nuestro héroe para que se activen habilidades pasivas en combate que nos pondrán las cosas un poco más fáciles.

A la hora de elegir misiones, One Finger Death Punch 2 opta por el típico tablero utilizado en juegos para móviles, aunque el avance lineal queda de lado para dar cierta libertad de movimientos, de modo que vamos a tener varios caminos por los que continuar, además de poder repetir cualquier misión para adquirir mayor agilidad y lograr puntuaciones más altas.

El juego del ahorcado con mucha sangre y hostias como panes

El nivel visual de One Finger Death Punch 2 no difiere demasiado de lo visto en la edición original. Nuestro personaje, mínimamente personalizable, así como los enemigos, podrían estar sacados perfectamente del juego del ahorcado, aunque no se puede negar que todos ellos cuentan con unas animaciones bastante resultonas.

En gran medida, los escenarios nos transportan a localizaciones orientales típicas de películas de acción, lo que ayuda a meternos más si cabe en situación, siempre teniendo en cuenta que apenas vamos a tener tiempo para echar un vistazo a lo que nos rodea.

Lo que sí veremos es sangre a raudales y alguna que otra imagen en estático para decorar el final de un gran combo o la conclusión de cada nivel, espectacularidad inversamente proporcional a los cutremenús de selección de modo y opciones, cuyo aspecto es tan agradable, si me lo permiten, como el moñigo de un mastín.

En cuanto al sonido, One Finger Death Punch 2 cuenta con una banda sonora que también nos transporta al cine de artes marciales, tanto o más como los gritos de guerra que suelta una y otra vez nuestro personaje. Además, el comentarista ameniza cada partida con una serie de frases a veces graciosas, otras carentes de sentido, por lo que no deja de ser un añadido que apenas aporta nada a la acción.

Conclusión

One Finger Death Punch 2 es uno de esos juegos indispensable para echar una partida en ratos sueltos. El hecho de contar con solo dos botones de control no debe confundir a nadie, y es que se trata de un videojuego adictivo que requiere gran agilidad mental y reflejos, puesto que la velocidad de la acción y la cantidad de enemigos que aparecen en pantalla no nos va a dejar parpadear un solo segundo.

Si bien es cierto que su apartado visual no es nada del otro jueves, el hecho de estar totalmente centrados en la forma de eliminar a cada adversario hace que pasemos por alto los puntos negativos de esta obra, sin olvidar su gran rejugabilidad y la presencia de un par de modos de juego adicionales para completar la experiencia. Ah, y lo podéis adquirir por menos de siete pavos, por lo que no hay excusa para darle una oportunidad.

Ficha técnica de One Finger Death Punch 2

  • Desarrollador: Silver Dollar Games
  • Editor: Silver Dollar Games
  • Plataformas: PC
  • Fecha de lanzamiento: 15/04/2019
  • Género: Acción
  • Modos: Un jugador
  • Idioma: Castellano
  • Web oficial

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar