dom. Abr 21st, 2019

Análisis: Tekken 3, la edición que marcó el camino

Tekken 3 desencadenó el boom de la saga y el salto de calidad que necesitaban los juegos de lucha 3D. ¿Por qué? Descubre los motivos en nuestro análisis.

Tekken 3

La segunda encuesta realizada en Twitter finalizó con Tekken 3 como juego más votado, y después de unos días de “remember“, toca extraer todos los detalles de esta obra maestra de Namco. Sí amigos, obra maestra en mayúsculas, y es que esta edición supuso el salto de calidad que necesitaba la saga para establecerse como la más grande dentro de los juegos de lucha 3D, además de marcar el camino para los siguientes lanzamientos hasta el actual Tekken 7.

Para ponernos en situación, la historia de Tekken 3 comienza a gestarse 15 años después de la disputa del segundo Torneo del Rey del Puño de Hierro. El nacimiento de Jin Kazama provoca que Jun decida instalarse en un bosque tranquilo para criar a su hijo y, de paso, instruirle en el estilo de lucha Kazama, pero la armonía se trunca con la aparición de Ogre, un ser misterioso capaz de adquirir las habilidades de los luchadores a los que derrota. Después de recuperarse de la paliza asestada por Ogre, Jin descubre que tanto su madre como el monstruo han desaparecido, lo que le lleva a requerir la ayuda de su único pariente vivo: Heihachi Mishima.

Ese es el nexo que lleva al (en ese momento) jefe del Mishima Zaibatsu a anunciar el tercer Torneo del Puño de Hierro. La presencia de Jin servirá como cebo para que Ogre haga acto de presencia, y en caso de derrotarlo, Heihachi por fin podría adquirir el poder que tanto ha perseguido durante décadas. El desenlace seguramente lo conozcáis, pero en caso de no estar al día en la trama de la saga Tekken, os recomendamos que disfrutéis de Tekken 3 y descubráis el final verdadero, ya que, a pesar del paso del tiempo, hablamos de un juego que ha envejecido bien y que se deja disfrutar 20 años después.

¿Evolución o revolución?

Para empezar a hablar de Tekken 3 es necesario hacer un poco de retrospectiva. Los que hayáis disfrutado de las dos primeras ediciones sabréis que se trata de juegos de lucha en los que destaca el tamaño de los personajes, la presencia de combos que han servido como base para el desarrollo de algunos personajes en la saga y una historia en la que la familia Mishima se apodera de todo el protagonismo. Por lo demás, no dejan de ser obras con pocas características distintivas y ciertas similitudes con otros títulos que abrieron brecha en las tres dimensiones, “problemas” erradicados de manera fulminante en Tekken 3.

Lo primero que sorprende es la velocidad a la que transcurren los combates, mucho más alta que en Tekken y Tekken 2, lo que se traduce en peleas más dinámicas en las que es obligatorio aprender cada combo para no quedar a merced del rival. Además, la cantidad y variedad de movimientos de cada luchador es asombrosa, ya sea en golpes básicos, combos o llaves, sin olvidar los reversals, reversal escapes (¡chicken!) counters y esos cambios de plano tan necesarios para aprovechar la profundidad de los escenarios.

Otra de las mejoras más palpables es la velocidad a la que nos podemos levantar. Nada más caer al suelo tenemos la posibilidad de levantarnos, ya sea girando hacia atrás, en dirección al oponente o con un giro lateral, así como de realizar acciones en el suelo como una pequeña patada para evitar ser golpeados e incluso ataques en plancha para sorprender al rival. Si el tiempo en el suelo se ve reducido, también podemos decir lo mismo del tiempo en el aire. Los saltos infinitos de las ediciones pasadas dejan paso a movimientos mucho más realistas y a un mayor catálogo de golpes en salto, ya sean movimientos de un solo golpe o combos que debemos aprender para sacar provecho de esta mejora.

En materia visual, Namco opta por el System 12 en las recreativas (las anteriores ediciones utilizan la placa System 11), lo que lleva implícita una mejora abismal en el diseño de personajes y sus animaciones. Como hemos mencionado, los combates de Tekken 3 son muy dinámicos, y esto se debe a la velocidad a la que son capaces de moverse por el escenario y atacar, y es que incluso los personajes más lentos del catálogo son capaces de sorprendernos con algunas de sus habilidades.

Modos de juego para todos los gustos

Como es obvio, Namco centra sus esfuerzos en los modos de juego destinados a los combates contra la IA o nuestros amigos, pero Tekken 3 se desmarca del resto con la inclusión de modos de juego que nos llevan a géneros como el beat ‘em up o los deportes.

Sin lugar a dudas, el modo al que más horas vamos a dedicar es el Arcade, y hay dos motivos para ello. En primer lugar, ganar el torneo con cada personaje nos lleva a disfrutar de su escena final, la única forma de conocer el motivo por el que se presenta y de qué forma acaba su periplo por el tercer King of Iron Fist Tournament. Además, completar el modo Arcade nos permite desbloquear a la gran mayoría de personajes disponibles, de modo que, si queremos completar todo el abanico de luchadores seleccionables y visualizar sus escenas finales, tenemos que dedicar un buen saco de horas de Arcade.

Modos como Survival, Time Attack, Versus o Team Battle son otras propuestas con las que podemos ampliar la duración del juego. En Survival el objetivo es el de completar el mayor número de combates sin ser derrotados. Por su parte, Time Attack viene a ser algo así como una contrarreloj, de modo que el objetivo es completar el modo Arcade en el menor tiempo posible. En cuanto a Team Battle, podemos crear equipos de hasta ocho luchadores con los que vencer a la IA o a otro amigo, algo que también podemos hacer en el Versus, solo que en este caso los combates apuestan por el formato habitual de 1 vs 1.

Para salir de la monotonía, Tekken 3 incluye varias novedades bastante refrescantes. Por un lado tenemos el modo Tekken Force, un beat ‘em up que nos permite recorrer cuatro localizaciones diferentes mientras derrotamos a las fuerzas especiales del Mishima Zaibatsu antes de enfrentarnos al Final Boss de cada una de ellas. Cada vez que completamos este modo recibimos una llave, y una vez que tengamos en nuestra posesión las llaves de Oro, Plata y Bronce, tenemos acceso a laboratorio del Doctor Boskonovitch, contra el que nos enfrentaremos en un combate de máxima complicación y que nos permitirá controlar a este disparatado personaje en caso de que seamos capaces de doblegarlo.

Otra de las novedades es el modo Tekken Ball. Una vez que hayamos completado el modo Arcade diez veces podremos acceder a un juego deportivo basado en el voleibol, con unas mecánicas bastantes simples en las que el objetivo final es el de cargar una pelota de playa y reducir la energía del rival a base de pelotazos. En este modo podemos desbloquear a Gon, otro de los personajes secretos, aunque siempre es más sencillo poner su nombre como iniciales al completar el modo Survival para hacernos con él.

Por último, el modo Theater aparece al completar el modo Arcade con los diez personajes principales, y en caso de querer disfrutar de las opciones Sound y Disc, tendremos que visualizar todos los finales de los personajes extra, incluido Tiger Jackson.

Personajes para la posteridad

Para cerrar este análisis, no podemos pasar por alto las novedades en el catálogo de personajes disponibles. Hasta el momento hemos hablado del Doctor Boskonovitch, Gon y Tiger Jackson, pero en total contamos con 23 personajes seleccionables, siempre teniendo en cuenta que Tiger es una variación de Eddy Gordo, lo mismo que sucede con Panda/ Kuma.

Si comparamos con las ediciones anteriores, es tan notable la ausencia de personajes emblemáticos como la aparición de otros que se han ganado el favor del público rápidamente. Por motivos argumentales, Kazuya y Jun dicen adiós, al igual que otros personajes como Bruce Irving o Kunimitsu, mientras que Bryan Fury, Eddy Gordo, Hwoarang o Ling Xiaoyu se presentan al público por primera vez. Por supuesto, otra de las novedades es Ogre, Jefe Final en el modo Arcade, así como True Ogre, transformación a la que debemos superar para finalizar la historia de cada personaje.

Conclusión

Tekken 3 llegó arrasando a los salones arcade en 1997, y un año después hizo lo propio en PlayStation. Que a día de hoy siga siendo el segundo juego de lucha más vendido de la historia es un dato que habla por sí solo de la calidad de este producto, una obra a la que apetece jugar en cualquier momento y que ha envejecido a las mil maravillas.

La agilidad de los combates, la cantidad y variedad de personajes, los modos de juego disponibles y, sobre todo, el amplio abanico de ataques que podemos encadenar son motivos de peso para seguir disfrutando de una obra maestra que, para muchos, todavía no ha sido superada por ningún otro videojuego del género.

Ficha técnica de Tekken 3

  • Desarrollador: Namco
  • Distribuidor: Namco
  • Plataformas: Arcade, PlayStation, PlayStation 2 (modo Arcade dentro de Tekken 5)
  • Fecha de lanzamiento: 20/03/1997 (Arcade), 29/04/1998 (PlayStation)
  • Género: Lucha
  • Modos: Un jugador, multijugador local
  • Idioma: Inglés
  • Web oficial

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar