dom. Abr 21st, 2019

Análisis Two Point Hospital

Más de 20 años después de Theme Hospital llega Two Point Hospital, un juego que captura el espíritu del clásico para traerlo a las nuevas generaciones.

Corría el año 1997 cuando era publicado Theme Hospital, un simulador de gestión hospitalaria con toques de humor que enamoró a propios y extraños. Ahora ha llegado Two Point Hospital, una especie de «remake en espíritu» de Theme Hospital que trae la genialidad de este clásico a las nuevas generaciones.

Se necesita doctor en la consulta 211

Two Point Hospital es un simulador de gestión ambientado, como su nombre indica, en hospitales. Se nos irá dando una serie de terrenos que tendremos que transformar en una maquinaria perfectamente engrasada encargada de curar a cuantos más pacientes mejor. Pero vamos por partes.

Lo primero que salta a la vista al entrar a Two Point Hospital es su aspecto visual desenfadado, más bien de tipo cartoon. Esto, además de permitir que no se necesite un PC demasiado potente, suaviza los resultados de un paciente que no consigue recuperarse, que pueden ser fatales. Al igual que ocurría con Theme Hospital, el buen humor y la comedia tienen que ver en la parte visual del juego. Las enfermedades que sufren los pacientes son inventadas, cada cual más hilarante que la anterior: infecciones payasíticas, pies cerditos, boca de piñón fijo o intoxicación anímica son algunos ejemplos de esto. Por supuesto, veremos representaciones visuales de estas enfermedades que serán la mar de divertidas, al igual que los métodos con los que se tratan.

Análisis Two Point Hospital - 4Como nos indica quien nos da las notificaciones, tenemos que empezar creando una recepción a la que vayan los pacientes al entrar y una consulta. La creación de salas es la mar de sencilla: dentro de la zona del hospital, seleccionas una superficie que debe tener un tamaño mínimo según el tipo de sala que sea, instalas los aparatos mínimos requeridos y pones una puerta.

Cada sala tiene un nivel que aumentará dependiendo de las cosas que instalemos en ella (por ejemplo, una calefacción si hace frío). Así, podemos hacer una sala algo más grande para poner más armarios, cuadros, decoraciones, etc., y además, algunos de estos objetos darán bonificaciones a la hora de realizar las labores que se hagan en esa sala (diagnosticación, tratamiento, investigación de nuevos tratamientos…). A mejor condiciones esté la sala, más a gusto se sentirá el personal de ella. Por tanto, es decisión del jugador cuánto se gasta en ellas para mejorar las condiciones del hospital. Igualmente, muchos objetos se pueden instalar fuera de las consultas, cosas que son útiles para el buen funcionamiento del hospital (papeleras, asientos en los que esperar tu turno, máquinas de bebida o comida, etc.).

Poco a poco iremos aumentando el número de consultas de diagnóstico, farmacias, enfermerías, salas de diversos tratamientos según las necesidades (y los que desbloqueemos), y para que funcionen será necesario contratar personal. Hay cuatro tipos de personal: médicos, enfermeros, auxiliares y bedeles. Cada uno de ellos tiene un nivel de habilidad que irá aumentando según tenga más experiencia y unas cualificaciones que les permetirá desempeñar un trabajo, o hacerlo algo mejor.

Por ejemplo, para practicar la psiquiatría necesitaremos un médico con la cualificación de psiquiatría, mientras que para atender la farmacia podemos utilizar a cualquier enfermero, aunque uno con la cualificación de gestión de la farmacia será más efectivo, o solo un bedel con la cualificación de cazafantasmas podrá capturar a los espíritus que dejan los fallecidos en nuestro hospital. Podremos decidir de qué disciplinas se encarga cada uno para aumentar la eficiencia de nuestro hospital y reducir el número de muertes. Además, el personal se podrá formar para que consigan nuevas cualificaciones. Todo esto se hace desde unos menús visuales bastante sencillos de entender y aprender.

Análisis Two Point Hospital - 3

¡Atrápame a esos fantasmas!

El trabajo también afecta a nuestro personal, por lo que tendremos que tener una sala de descanso para que puedan librarse de la fatiga, y tener en cuenta sus aspiraciones y deseos para mantenerlos felices. Si la felicidad decae demasiado, pueden lanzar un ultimátum antes marcharse. De nosotros dependerá ceder a sus exigencias (por ejemplo, subida salarial o formarle en más cualificaciones) o dejar que se vaya. Además, una vez han conseguido la experiencia necesaria, podremos ascenderlos.

Pero nosotros trabajamos por y para los pacientes. Puesto que en multitud de ocasiones pasarán mucho tiempo en el hospital, será necesario tener en cuenta también su felicidad y atender a sus deseos, ya sea proporcionarlos lugares donde puedan beber, aseos o alguna cosa con la que puedan divertirse mientras esperan las colas interminables del hospital. También deberemos estar pendientes de cómo se forman esas colas, por si fuera necesario crear nuevas consultas o contratar más personal.

Análisis Two Point Hospital - 1Estar al tanto de todas estas cosas es más sencillo de lo que parece, pues unos iconos mostrarán dónde hay colas demasiado largas o dónde falta personal. Y es que uno de los grandes puntos a favor de Two Point Hospital es lo visual e intuitiva que es su interfaz. Para ponerlo más fácil, tendremos muchas vistas distintas del hospital para ver cosas como la temperatura, el atractivo del recinto, el hambre, la sed, el nivel de higiene o de aburrimiento, etc. Mejorar los aspectos flojos evidentemente tendrá su impacto en la reputación de nuestro hospital.

Por supuesto, nosotros podremos elegir si encarecer o abaratar los servicios que da nuestro hospital. Tened en mente que se trata de hospitales privados, así que los pacientes tendrán que pagar en el propio hospital por los servicios prestados. El aumento o reducción del precio se hace en % de un precio base, y nunca se puede dejar, por ejemplo, a cero, o poner un precio tan exorbitante que sea imposible de pagar (aunque se puede decidir que sea carísimo). Y si nos falta dinero, podemos optar por pedir un préstamo. Esto no suele pasar, y es que si Two Point Hospital peca de algo es de ser demasiado fácil y no castigar suficientemente el derroche monetario del jugador.

Por suerte, no tendremos que aprender nada más empezar todo lo que es posible hacer con Two Point Hospital. Según vayamos construyendo más hospitales, el juego nos irá desbloqueando más cosas que hacer (salas de tratamiento, investigación, formación, marketing…) y nos dará unos objetivos que cumplir para que podamos empezar otro hospital (aunque podemos continuar con los demás en cualquier momento). Podremos llegar a tener tres estrellas en nuestro hospital y aun así continuar. Esto supone que tendremos muchas horas de juego por delante, ¡no hay límites a la hora de mantener sanos a los pacientes!

Durante la partida, se producirán distintos eventos: por ejemplo, epidemias o accidentes que se nos sugerirá sean tratados en nuestro hospital, o retos que nos lanzará nuestro personal. Además, también hay algunos desafíos online gracias a los cuales podremos competir con algunos de nuestros amigos. No obstante, esta característica suena mejor de lo que en realidad es, y es que no se ha explotado lo suficiente.

Conclusión

Two Point Hospital hace bien todo lo que se propone, a excepción de los desafíos online, que saben a poco, y que es demasiado fácil. Es un simulador de gestión divertido y con cierto nivel de profundidad, un juego digno de ser comparado con Theme Hospital. Si aquel clásico te encantó, Two Point Hospital también lo hará. Y si no lo probaste, ¿a qué estás esperando?

Análisis Two Point Hospital - 2

Ficha técnica de Two Point Hospital

  • Desarrollador: Two Point Studios
  • Distribuidor: Sega
  • Plataformas: PC
  • Fecha de lanzamiento: 30/08/2018
  • Género: simulador
  • Modos: un jugador
  • Idioma: textos en español, voces en inglés
  • Web oficial

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar