Vie. Abr 3rd, 2020

Expansiones y DLCs. ¿Cómo han evolucionado?

Explicamos las diferencias entre Expansiones y DLCs a raíz del polémico anuncio de PlayStation «Añade DLCs A Tu Vida» y revisamos su evolución.

Hace unos días, PlayStation publicó su anuncio «Añade DLCs A Tu Vida«, el cual desató un torrente de críticas en Internet. Esto me recordó que los DLCs no siempre fueron como los conocemos. En un principio, las empresas de videojuegos dedicaban todo su esfuerzo en presentar su juego en la fecha estipulada. Si este triunfaba y recaudaban el suficiente dinero, creaban un material «adicional», gratuito en muchos casos, con el objetivo de alargar la vida de ese título. A esto se le llamaba expansión, un contenido que no siempre tiene que seguir con la historia del juego principal, pero al menos es nuevo.

Expansiones y DLCs

En cambio, cuando solo se aportan cambios estéticos y no se mejora o incrementa la experiencia jugable, es un DLC. Recuerdo que, en los juegos antiguos, dedicándole el suficiente tiempo, podías desbloquear nuevos mapas, personajes, armas y diferentes aspectos para todos ellos. En la actualidad, toda esa parte te la venden prácticamente por lo que cuesta el juego de salida y le quitan el deseo de trabajar duro para obtenerlas. Lo que pretende ofrecer es otra forma de ver el mismo juego.

Desde hace unos años se ha instaurado una nueva forma de negocio. Esta consiste en tener preparado el juego en su plenitud y comprarlo por partes. Más de una vez nos presentan DLCs antes incluso de que salga el juego oficialmente y conozcan la opinión de sus usuarios. Nos puede parecer una buena noticia, pero la cosa cambia cuando notas que a tu juego le falta algo, algo que te están volviendo a vender. El problema es que las nuevas generaciones de jugadores lo ven normal.

Un mal ejemplo sería Destiny: El rey de los poseídos, cuya expansión no estaba incluida en su Expansion pass, y con un precio de salida de cuarenta euros. Introducía un nuevo enemigo, una misión y habilidades adicionales. Obviamente, tras este patinazo, hizo una bajada de precio hasta los veinte euros.

Tampoco podemos generalizar, siempre hay un rayo de luz en la oscuridad. CD Projekt pone a disposición del público, de manera gratuita, todos los DLCs de The Witcher 3 y solo cobra por las expansiones de contenido, siendo estas historias independientes. Además, los precios no son desorbitados en comparación con la de horas de juegos que nos ofrecen. Otro ejemplo sería Guild Wars 2, el cual pasó a ser gratuito por una simple razón: en ArenaNet confían en su trabajo y saben que, si la gente lo prueba, no tendrán reparo en comprar su expansión Guild Wars 2: Heart of Thorns.

Expansiones y DLCs

Siempre que escuchamos la palabra «exclusivo» se nos iluminan los ojos y parece que cuando compramos un juego no tenemos nada, solo la oportunidad de gastarnos más para completarlo. Hacer mucho contenido, sin apenas pararse a probarlo, y dividirlo en DLCs. Así es como trabajan muchas empresas del sector a día de hoy.

Esta industria ha evolucionado, y como cabía de esperar, los peces gordos se ponen en cabeza. Trabajan dejando claro que lo que más les importa es el dinero, y de manera inherente, intentan tener contento a su público. Quizá sea porque nos dejamos llevar por el corazón y no nos paramos a pensar en qué nos están vendiendo y cómo. Por eso, tras el revuelo que ha causado este anuncio, espero que algo haya cambiado en la forma compulsiva de comprar que en ocasiones nos envuelve.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar