Mié. Ago 5th, 2020

La jerga gamer (o mil maneras de no enterarte de la traca)

¿Es necesario aprender la jerga gamer? ¿O puede seguir uno usando su idioma para hablar de videojuegos? Aquí mi opinión sobre este tema…

Amigos, os voy a confesar dos cosas. Por un lado, quiero dejar claro que respeto al máximo a todo el mundo, hable como hable. Por otro, no entiendo a esa tribu urbana llamada gamer y su forma de hablar. Llamadme clásico o anticuado, pero es que no entiendo (ni ganas que tengo) ese vocabulario tan extenso que se ha instaurado de forma atroz en el mundo de los videojuegos. En serio, ¿es necesario descifrar la jerga gamer para enterarte de lo que se está hablando? Mi respuesta es muy clara: NO.

Un servidor ha crecido en los salones arcade, y en aquella maravillosa época sacábamos todo el jugo al castellano para comprendernos. Al fin y al cabo tenemos un idioma de lo más rico y extenso, así que no era nada complicado encontrar esa palabra con la que todos eramos capaces de comunicarnos sin quedar como idiotas. «Vamos a echar unos dobles«, «me queda un mono» y otras tantas palabras y frases eran el día a día en los recreativos, pero las cosas han cambiado mucho desde entonces, hasta un nivel vergonzoso en mi humilde opinión.

Jerga Gamer

Las modas son muy malas, sea en el ámbito que sea, y a los videojuegos han llegado como una manada de búfalos, llevándose a todo el mundo por delante. O a casi todo el mundo. Todavía somos muchos los que nos resistimos a caer en la terrible sensación de hablar como seres extraños llegados de otra galaxia. Lo siento señores, y debo insistir, la jerga gamer no va conmigo.

Quizá os estéis preguntando por qué estoy escribiendo esto. Algunos ya estaréis echando espuma por la boca, mientras que otros pensaréis «joder, por fin alguien que piensa como yo«. Aquí hay para todo, pero la idea de hacer este artículo me vino desde que, hace unas semanas, un buen amigo mío soltó una frase repleta de oscuridad, aterradora, espeluznante, estremecedora. De su (todo hay que decirlo) amplio dominio del castellano salió escupido un «voy a espectar una partida del CSGO«. En ese momento vi pasar toda mi vida en un flash, un chispazo que me llevaba al otro mundo, vamos que mi cerebro quedó hecho puta mierda.

Espectar, espectar… ¿pero qué coño es espectar? Lo primero que se me vino a la mente es una barra de espetec Casa Tarradellas, pero supongo que la relación entre ese alimento y el CSGO es totalmente nula, imposible. El siguiente paso fue ir a la RAE en un intento infructuoso de ampliar mi vocabulario. Fallo. Error. Espectar no está recogido por la Real Academa Española, así que solo quedaba una opción: preguntar qué significaba esa palabra.

Si ese «voy a espectar una partida del CSGO» me dejó en parada cardiorrespiratoria, la respuesta a mi consulta fue aún más agresiva para mi cuerpo. «Pues que voy a ver una partida«. ¡HOSTIAS! ¿En serio que para decir que vas a ver una partida tienes que usar el término espectar?

Bien, tocaba seguir el trabajo de investigación. Como es obvio, ya había oído un buen número de palabras de esa jerga gamer, las cuales no entendía pero tampoco me importaba demasiado, ya que insisto; mi interés en aprender esa forma de comunicación es totalmente nulo.

Jerga Gamer

El caso es que eso de «espectar«, o sea, ver, visionar, observar o contemplar, ya está grabado a fuego dentro del mundo de los videojuegos, y por más que lo pienso sigo sin encontrarle el sentido. No solo a lo de «espectar«, sino al cada vez más extenso conglomerado de aberraciones que los gamers sueltan por la boca. Hemos llegado a un punto en el que se hace complicado entender a la chavalería cuando habla de videojuegos, sobre todo para aquellos que, como yo, se resisten a aprender un nuevo idioma solo para pasar un buen rato.

Aun así, las modas siempre ganan. La jerga gamer dominará el mundo, lo asumo, pero me alarma la posibilidad de que un domingo cualquiera escuche a un chaval de corta edad decir «Papi, ¿podemos bajar al bar a espectar el ranked match del Real Madrid? Que la Season 2025 está muy interesante«. En fin, seguiré recordando aquellos años en los que Ryu lanzaba bolas de fuego…

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar