Mié. Ago 12th, 2020

Las consolas y accesorios más inútiles de la historia (II)

Continuamos con el listado de artilugios inútiles que aparecieron en la historia de los videojuegos.

Las-consolas-y-accesorios-mas-inutiles-segunda-parte

Como ya os contamos en la primera parte de este artículo, el mundo de los videojuegos ha compartido grandes sistemas de entretenimiento y periféricos con absolutas aberraciones de la naturaleza, motivo por el que seguimos mostrando algunas de esas máquinas inservibles que grandes compañías nos intentaron colar.

Master System Girl

SEGA tuvo la genial idea de atraer el público femenino a través de una Master System especial para chicas. Con dos juegos pregrabados, la «gracia» de este sistema consistía en que se trasladaban los juegos originales a versiones femeninas de los mismos. Vamos, que no sabemos dónde está el filón en una Sonic con falda y tacones o una Alexia Kidd teniendo ya el original. ¿Se podrían haber gastado los cuartos en otro tipo de juegos más cercanos al gusto femenino de la época? Sí. ¿Se optó por la idea más cutre y descabellada? También, y así le fue al cacharro.

Master System Girl

Nintendo Game Boy Camera

Precio desorbitado, impresora a la venta por separado, resolución bajísima, papel casi imposible de conseguir, cuatro colores, impresiones automáticas que gastaban papel al encender la Game Boy y seis pilas para su puesta en marcha. Como diría Bernd Schuster, no hace falta decir nada más.

Game Boy Camera

Nintendo Power Glove

Mattel se alió con Nintendo para brindarnos un guante que, supuestamente, reconocía los movimientos de la mano, muñeca e incluso tenía usos dactilares. Los 100.000 norteamericanos que se hicieron con este aparato descubrieron rápido que el Power Glove fallaba más que una escopeta de ferias, motivo por el que pasó con más pena que gloria por el mercado de los videojuegos.

[youtube=http://youtu.be/IrePSVBU3G0]

Nintendo R.O.B.

El Robotic Operating Buddy fue un fracaso y, a su vez, uno de los motivos del resurgimiento de los videojuegos. Compatible con tan solo dos juegos, Gyromite y Stack-Up, este «robot inteligente» tenía unas funciones muy limitadas, aunque jamás imaginables por aquella época. Como ya le ocurriera a otros periféricos, la crisis del 83 dejó a este accesorio en el olvido, aunque las tiendas aprovecharon los packs que habían quedados pendientes de vender de consola, videojuego y robot para ofrecerlos como un simple juguete, lo que despertó el interés de muchos compradores y, de paso, motivó el resurgir de los videojuegos a nivel doméstico.

Nintendo ROB

Nintendo Virtual Boy

Sin duda, estamos ante la mayor cagada por parte de Nintendo en toda su historia. No vamos a entrar en la calidad del sistema y de sus videojuegos, pero es que vender este artilugio como un sistema portátil no tenía demasiado sentido. Por si esto fuera poco, los usuarios se quejaban de fuertes dolores de cabeza y cuello y vista cansada. Muy poco duró el experimento que según cuentan las malas lenguas llevó a Gunpei Yokoi, creador de la Game Boy, a abandonar Nintendo por la puerta de atrás.

SONY DSC

Nokia N-Gage

Combinar teléfono móvil y videoconsola portátil no dejaba de ser una gran idea allá por 2003, pero hacerlo de una forma tan desastrosa no podía aventurar ningún tipo de éxito. Con tan solo tres millones de unidades vendidas en sus tres años de existencia, la N-Gage era totalmente incómoda como teléfono y difícil de manejar como consola debido a la horrible disposición de los botones de control y acción. Además, había que añadir la dificultad para cambiar de juego. Aunque también apareció la N-Gage QD con muchos de estos fallos subsanados, Nokia nunca pudo llegar a reconducir uno de los fracasos más sonados dentro del mundo de las consolas portátiles.

Nokia NGage

Philips CD-i

Tras el acuerdo fallido entre Nintendo y Sony para lanzar una consola que dejara atrás los cartuchos en favor de los CD-ROM, la compañía nipona decidió aliarse con Philips para tratar de generar el sistema de entretenimiento número uno. Por desgracia, este segundo trato también se rompió, aunque Philips decidió continuar con el proyecto para finalmente lanzar el CD-i. Su mayor atractivo era el hecho de contar con licencias de alguno de los personajes más emblemáticos de Nintendo, por lo que se lanzaron juegos como Link: The Faces of Evil, Zelda: The Wand of Gamelon, Zelda’s Adventure y Hotel Mario, títulos que a día de hoy siguen apareciendo dentro de las creaciones más nefastas y desafortunadas de la historia. Lanzada en 1991, los 700$ que costaba y las escasas 570.000 unidades colocadas llevaron a su retirada en 1998.

Philips CD-i

PS Move

El intento de Sony por igualar a Nintendo y Microsoft llegó de la mano de este artilugio con forma de estimulador que no ha llegado a triunfar entre los seguidores de PlayStation. Su funcionamiento es francamente correcto, pero no es ni mucho menos el tipo de mercado que buscan los usuarios de estos sistemas de entretenimiento, amén de las obligadas carcajadas que todos hemos soltado al ver la forma de este periférico.

PS Move

Hasta aquí la segunda entrega. Mañana no perdáis ojo a nuestras redes sociales, ya que os anunciaremos la publicación de la tercera y última parte de este catálogo de monstruosidades.

Las consolas y accesorios más inútiles de la historia (I)

Las consolas y accesorios más inútiles de la historia (III)

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar