Vie. Abr 3rd, 2020

Los tres peores y tres mejores juegos de Dragon Ball

El lanzamiento de Xenoverse 2 nos ha hecho recordar muchos de los peores y mejores juegos de Dragon Ball lanzados hasta la fecha. ¡Echa un vistazo!

MEJORES JUEGOS

NÚMERO 3: DRAGON BALL Z: THE LEGEND

Posiblemente, uno de los juegos más maltratados la historia de Dragon Ball. Salió en el año 1996 y llegó a Sega Saturn y Playstation. El juego contaba con unos sprites en 2D muy decentes y nos movíamos por escenarios tridimensionales, aunque sí es cierto que a veces nuestro personaje no se veía muy bien debido a que podíamos desplazarnos con mucha libertad por el escenario. La gran novedad del juego es que sus combates eran de un máximo de tres contra tres. La grandeza de este título residía en su jugabilidad, ya que las barras de vida no descendían hasta que la barra Power Balance se decantaba hacia un lado u otro. Obviamente, para que eso sucediera había que estar repartiendo mamporros durante un rato hasta que por fin podíamos ejecutar algún ataque especial.

La historia del juego contaba con ocho episodios: la saga saiyan, la saga del Capitán Ginyu, la saga de Freezer, la saga de los androides, la saga de los juegos de Célula, la saga de Majin Bu, la saga de Vegetto y la saga de Kid Bu. Su duración no era muy larga, pero sí que es cierto que era casi toda la historia de Dragon Ball Z. Al comienzo de cada una de ellas podíamos elegir un número de personajes, con los que podríamos completarla. El juego tuvo el honor de ser el primero para Sega Saturn y Playstation en contar con 35 personajes jugables, aunque algunos eran transformaciones de otros, como Goku Super Saiyajin 3Goku Super Saiyajin 2. Mención especial a su banda sonora, simplemente es espectacular. Aunque hayan pasado veinte años desde su lanzamiento, este juego sigue siendo de los mejores de la saga.

dbz-the-legend

NÚMERO 2: DRAGON BALL Z: BUDOKAI 3

Drgon Ball Z: Budokai 3, aparte de ser el mejor juego de lejos de todos los que habían salido en Playstation 2, tenía la burrada de 85 personajes jugables entre transformaciones, fusiones y demás. Una cifra realmente exagerada que ponía a nuestra disposición el plantel de todos los juegos del anime más largo y extenso de lejos. Por ejemplo, Vegetto Super Saiyajin, Gogeta Super Saiyajin 4, Broly Super Saiyajin Legendario o Super Bu con las absorciones, una autentica burrada de personajes. La jugabilidad se basaba en la de su predecesor, salvo con la diferencia de que era más rápido; sus combates eran brutales, por momentos parecía que estábamos en el anime.

Su modo Universo Z nos permitía jugar con personajes principales de la serie e íbamos recorriendo partes de todas las sagas. Pasábamos por toda la historia en un mismo juego por primera vez: de Dragon Ball Z, desde la llegada de Raditz hasta cuando Goku se va con Uub a entrenarle. Teníamos una serie de combates que iban variando en función del personaje elegido (Goku, Gohan niño, Gohan adolescente, Gohan adulto, Piccolo, Vegeta, Krilin, Tenshinhan, Yamcha o Uub). No era lo mismo coger al triste de Yamcha, por ejemplo, que a Goku, quien estaba en todas las sagas.

Podíamos investigar por los escenarios y buscar misiones secundarias, muchas de las cuales nos premiaban con personajes secretos como Broly o Bardock, y algunas no eran nada fáciles. Si nos dedicábamos solo a hacer la parte de la historia nos perdíamos muchos secretos. Los escenarios recreaban fielmente los originales, como ocurría con el planeta Namek o con la nave de Babidí enterradaEl sonido era igual que en los anteriores Budokai y tenía frases sacadas directamente de los OVAs o el anime; este es el caso de Cooler, que cuando le derrotamos al enfrentarnos a él menciona que debía haber destruido la nave de Goku niño cuando tuvo la oportunidad. Posiblemente Dragon Ball Z: Budokai 3 sea unos de los juegos del anime más famosos, ya sea por su plantel de personajes o por sus combates y variedad en el modo historia. Es por eso que ocupa la segunda posición.

budokai-3

NÚMERO 1: Dragon Ball Z: Shin Butōden

Sin duda alguna, si un juego se merece la primera posición es Dragon Ball Z: Shin Butōden, desarrollado por TOSE Software. Siguiendo la estela de los juegos de SNES y Megadrive, la despedida de Dragon Ball fue por todo lo alto en los 16 bits gracias a la SNES con Dragon Ball Z: Hyper Dimensions. Bandai fue la encargada de crear un título exclusivo para Playstation; Dragon Ball Z Ultimate 22, un título en el que gráficamente sus personajes directamente estaban sacados del anime, pero la animación dejaba mucho que desear.

Aquí es donde llega este Dragon Ball Z: Shin Butōdentan solo cuatro meses después del lanzamiento de Ultimate Battle 22 en Playstation, y que aterrizaba en Sega Saturn. Este juego que estaba a años luz de esa versión sacada para la consola de Sony, el diseño de personajes era calcado pero con unas animaciones simplemente brutales. Podíamos ver a Vegeta hacer una animación en su Final Flash que era un deleite para nuestros ojos, y así con todos los personajes. La lista de personajes era similar a Ultimate Battle 22, pero tenía cinco más jugables, aunque eran secretos y teníamos que desbloquearlos.

Su jugabilidad era digna de los Butōden de la época de 16 bits, pero claro, la velocidad de movimiento y sus animaciones no tenían nada que ver. También tenía split screen; cuando nos alejábamos del rival y volábamos, o descendíamos a tierra firme, la pantalla se dividía si nos alejábamos mucho de nuestro enemigo. Su modo historia empezaba en la saga de los androides y terminaba en los juegos de Célula. No era muy amplio el modo historia, pero cumplía su función. Tenía una variedad amplia de modos de juego, uno de estos era un team battle en el que escogíamos un máximo de cinco personajes y nos enfrentábamos a equipos manejados por la CPU. Además, incluía un modo muy curioso y divertido, el modo Mr. Satan. En este modo manejábamos a Mr. Satan y teníamos que saldar nuestra deuda con C-18 cuando se deja derrotar por el en la final del torneo de las artes marciales, ofreciéndole una considerable suma de dinero. Con esta premisa teníamos que superar una serie de combates con Mr. Satan hasta que saldáramos dicha deuda.

La música estaba sacada directamente del anime, muy lograda y aprovechando al máximo la potencia del cd-rom27 personajes jugables, cinco de ellos secretos, entre los que nos encontrábamos a Gogeta Super Saiyajin, Goku Super Saiyajin 3, Goku niño, Mutenroshi y Mr. Satan. Este juego se quedó solo en tierras niponas, en el resto del mundo tuvimos que conformarnos con Dragon Ball Z: Ultimate Battle 22, que siendo sinceros, era penoso. La única manera de disfrutarlo era mediante la importación o la emulación. Sin lugar a dudas, este juego es el mejor de todos los que han ido saliendo a lo largo de los años. Por esto, Dragon Ball Z: Shin Butōden merece el puesto número uno en este TOP.

Hay muchos juegos de Dragon Ball peores y mejores, pero podríamos tirarnos muchísimo tiempo echando un vistazo a todos. Por eso he traído este TOP 3 de sus peores y mejores juegos. Levantemos todos las manos y mandemos nuestra energía a Goku para su Genkidama.

maxresdefault

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar