Mar. Feb 25th, 2020

Razer Blackwidow 2019 | Análisis de hardware

El Razer Blackwidow 2019 se convierte en uno de los teclados más recomendable de la marca norteamericana gracias a su gran relación calidad-precio.

Análisis Razer Blackwidow 2019

La familia Blackwidow se amplía con la edición 2019, un teclado que tiene como características más destacadas la presencia de los ya famosos interruptores mecánicos de Razer y, por supuesto, el sistema de iluminación Chroma y sus múltiples configuraciones lumínicas. Además, en esta ocasión podemos decir sin miedo que el Razer Blackwidow 2019 cuenta con un precio más que competitivo, lo que tira por tierra esa teoría de que todos los productos de la marca californiana cuentan con un precio excesivo.

Dicho esto, pasamos a revisar más a fondo todo lo que nos ofrece este periférico y aprovechamos para agradecer a Razer la cesión del producto para probarlo.

UNBOXING

El Razer Blackwidow 2019 llega presentado en una caja en la que vuelven a predominar los colores negro y verde y en la que podemos ver una imagen a gran tamaño del teclado en la cara frontal, mientras que en la trasera podemos echar un vistazo a sus especificaciones y detalles más relevantes. Cabe destacar el hueco disponible en la parte inferior derecha del frontal de la caja para probar las sensaciones que ofrecen los switches mecánicos de Razer, uno de esos detalles que pueden ser clave a la hora de comprar un periférico.

Al abrir la caja encontramos el teclado perfectamente protegido con espuma en los laterales y por un marco de plástico duro que evita cualquier desperfecto inoportuno a la hora de transportarlo. En la parte superior encontramos el cable USB cubierto por una tapa de cartón, mientras que el set queda completado con los típicos manuales, tarjeta de agradecimiento y pegatinas de Razer.

CARACTERÍSTICAS

Llega el momento de conocer todas las especificaciones del teclado Razer Blackwidow 2019. A pesar de que no encontramos medidas oficiales en su ficha técnica, hemos procedido a su medición para comprobar que sus dimensiones aproximadas son de 450 x 190 x 45 milímetros, tamaño que no resultará desconocido para los usuarios acostumbrados a teclados completos, es decir, con teclado numérico en la parte derecha.

Sí nos ha sorprendido su peso, más alto que en otros productos en los que se ha optado por la inclusión de piezas de aluminio, y aunque en este caso no hemos procedido a comprobar su peso, podemos asegurar que supera con holgura los 1000 gramos. En todo caso, ese peso no afecta lo más mínimo a nuestra experiencia, ya sea en materia de videojuegos o en tareas ofimáticas, en las que cumple con su cometido sobradamente.

Eso sí, la ausencia de un reposamuñecas hace que pierda puntos en materia ergonómica, de modo que en sesiones prolongadas será habitual que aparezca el típico cansancio en las muñecas y antebrazos.

Como hemos mencionado, el Razer Blackwidow 2019 cuenta con los switches mecánicos de Razer, con los que se asegura una pulsación rápida y suave, y al igual que viene sucediendo en sus teclados más novedosos, son capaces de activarse aunque no hayamos ejecutado la pulsación en el centro de la tecla, todo un puntazo que agradece, sobre todo en esos momentos de tensión que nos obligan a realizar movimientos rápidos en los que se pierde precisión.

En caso de que su posición estándar se nos haga demasiado incómoda, siempre podemos recurrir a las patas incorporadas para elevar unos centímetros el teclado, algo que, en nuestro caso, ha resultado indispensable para encontrar una posición más cómoda y eficiente.

De vuelta a los switches, no queremos dejarnos en el tintero las especificaciones de las que presumen, con una fuerza de activación de 50 gramos, punto de actuación de 1.9 milímetros y distancia de recorrido de 4 milímetros. Si estos números os suenan a chino, repetimos una vez más las grandes sensaciones que ofrecen en sus pulsaciones, con ese click tan característico de los teclados mecánicos y una velocidad de activación ultrarrápida que hace de este teclado uno de los mejores del mercado en ese sentido.

Además, aquellos que necesiten un teclado para labores ofimáticas deben saber que la autonomía de cada interruptor es de 80 millones de pulsaciones, más que suficiente como para no encontrar ningún problema en una temporada larga, muy larga.

Por último, cabe mencionar que el Razer Blackwidow 2019 no nos dejará vendidos al pulsar varias teclas de forma simultánea gracias al anti-ghosting y que su frecuencia de muestreo es de 1000 Hz, lo que desemboca en un tiempo de respuesta inferior a 1 ms.

CONEXIÓN AL PC

Si ya sois habituales de nuestros análisis de Razer o sois poseedores de algún producto de la marca norteamericana, sabréis de sobra que la mejor forma de sacarle todo el jugo a este teclado es a través del software Synapse 3.0. Gracias a él vamos a poder realizar todo tipo de configuraciones y mapeados aprovechando la presencia de la tecla Fn, un indispensable para aquellos que prefieren abrir programas o realizar ciertas instrucciones de manera instantánea.

El Modo Juego o el polling rate son otras de las características que podemos personalizar, así como el sistema de iluminación Chroma, ya sea aprovechando alguno de los patrones estándar disponibles o creando nuestros propios patrones, ya sean efectos estáticos, dinámicos o reactivos a ciertas acciones.

Además, el Razer Blackwidow 2019 es compatible con algunos videojuegos, de modo que vamos a contar con patrones de iluminación exclusivos con los que se van a distinguir las teclas de acción o incluso vamos a recibir avisos a través de los 16.8 millones de colores disponibles dependiendo de lo que suceda en pantalla.

CONCLUSIÓN

Después de echarle un buen número de horas, os podemos confirmar que el teclado Razer Blackwidow 2019 es una de las mejores opciones en calidad/precio del extenso catálogo de la marca norteamericana, si no la mejor. La presencia de los switches mecánicos Razer asegura una pulsación suave y rápida que viene de perlas para cualquier tarea que realicemos, tenga relación o no con los videojuegos, mientras que la versatilidad que ofrece a través del software Synapse 3.0 nos permite crear numerosas configuraciones diferentes para sacarle todo el jugo, ya sea a través de mapeados para ejecutar acciones de forma rápida y sencilla o con el sistema de iluminación Chroma.

Con un precio oficial de 129,99€ y la posibilidad de adquirirlo con configuración española, os invitamos a que tengáis muy en cuenta este periférico en caso de que estéis pensando en cambiar de teclado, ya que podréis disfrutar de grandes sensaciones en cada partida y aprovechar su excelso funcionamiento en cualquier otra tarea.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies propias y de terceros. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar